abril 10, 2021

BOGOGRAFO DC

Una ciudad extendida

Arte²

Una relación entre matemática y estética

El arte llega a ser más que la simplicidad de formas que se proyectan y organizan de manera aleatoria. Crear es la interacción directa entre multiplicidad de disciplinas que rompen los límites de lo formal y lo convierten plenamente en libertad y creatividad.

El arte es fuente exquisita de técnicas y maneras diversas de expresar realidades, pero también la matemática genera arte sin saberlo, intencional o no, son una mezcla perfecta. Es así como vemos, por ejemplo, desde tiempos remotos las culturas aborígenes dieron importancia a la geometría, la cual se manifestó en los tejidos, la arquitectura de sus viviendas e incluso en la caracterización estética que representaba a su comunidad a través de la pintura, los jeroglíficos y otros procesos de corte sígnico. Precisamente fueron las formas simples como el cuadrado, el circulo, el espiral y otras figuras las que vienen a constituir gran parte de la cosmovisión indígena y de otras culturas ancestrales.

Sin ser ajeno a lo anterior los griegos y romanos (cultura clásica) presuponen conceptos claros sobre la línea, el punto, la recta y la superficie; fue entonces como se considera la geometría, la primera forma matemática que dio lugar posterior a otros conocimientos algebraicos, funcionales expresos en ecuaciones remitidos y ligados directamente a la realidad del hombre.

Pitágoras consideraba que todas las cosas que pueden ser conocidas tienen número y por lo tanto, podían ser medibles. Gracias a los hallazgos y estudios clásicos puntuales entre geometría y matemáticas se dio lugar al reconocimiento ineludible de la matemática como fundamento de las ciencias exactas, pero, además se le permitió a las artes tener una mayor precisión sobre las medidas que se tomaban con respecto a la corporeidad y en general al reconocimiento de patrones tal como sucede en la arquitectura, el diseño textil, el dibujo y como se hace obvio en la ingeniería industrial.

A pesar de que la matemática proporciona elementos de perfección y exactitud al artista, se puede reconocer también que dicha exactitud puede en ocasiones limitar los proceso creativos en cuanto que el arte rompe o trasgrede con múltiples formas de creación y la medición que permite la matemática hace que no siempre se pueda conllevar a procesos exactos, es por ello que se entiende que la intencionalidad final de los procesos artísticos no están enfocados a ser medibles, cuantificables o visiblemente terminados o perfectos así como la matemática cumple con funciones y objetivos que no buscan entrar en discusión con las formas y distribuciones que la libertad del arte genera.

La matemática entonces se convierte en herramienta del arte en la medida en que este la usa o no, pues al trasgredir las normas y funciones matemáticas permite al espectador preguntarse sobre normativas teóricas matemáticas. Mientras l a matemática crea funciones y teorías, el arte juega con estas, las transforma y experimenta con la realidad que el conocimiento exacto no se atreve hacer porque está fuera de su alcance.

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.